domingo, 16 de enero de 2011

Cuaderno borrador

Antes de que tus canciones fueran tan mías.

Paisanaje - Joaquín Sabina



O acaso yo tengo la puntería de Guillermo Tell o la red está llena de magníficos escritores. No se trata de que ayer siguiendo la pista de Su encontrará los pequeños relatos para leer de pie. O al menos tan solo, es que hoy cuando pulso en el enlace superior que dice Siguiente Blog, que me muestra cualquier otro al azar, entre el millón de los que hay, aparezco en el de una chiquilla que escribe como los ángeles.

¿La naturaleza del hombre es escribir?


Hasta tal punto impactado, que no sé bien que es lo que hago yo desde hace tantos años. Y cierto que alguna cosa produje que podía leerse, pero ahora me he convertido en un mozo de almacén de noticias. ¿Dónde está el corazón? ¿Dónde lo que hay de mí en este blog?

Me he convertido en un articulista de palabras vanas. Ninguna de las que dispongo significa gran cosa. Lo único que queda de mí es la que soy sincero. Es lo único que tengo y lo único que dejaré aquí.

Tenía la intención de escribir sobre el Papa, sobre el purgatorio ahora que se han atrevido a darle una nueva acepción. Pero pienso que tal vez tendría que dejar de mirar afuera. Olvidar las noticias candentes pero externas a mí, que no puedo cambiar. Tendría que centrarme en mis sentimientos, en lo que pienso de verdad.

Querría ser mejor, de verdad te lo digo.

4 comentarios:

Su dijo...

Mejor que qué? mejor que quién? Quién determina quién escribe mejor o peor?
Digamos que sólo se trata de estilos o formas diferentes. Te puedo decir que para mí retratas la realidad como nadie. Eso sí, sé que escribas de lo que escribas, del exterior o del interior, lo harías igual de bien...

Abrazos

Anado dijo...

Lo determino yo. :D

Jejeje. Muchas gracias Su.

Un besote.

Carolina Castro Zamorano dijo...

Agradezco tus palabras que hablan de las mías.
Y si, no hay fórmula. Si, desprejuicio, libertad e impulso, que para mi eso es el arte de escribir. O lo que necesito para hacerlo.
Y ¿sabes? La llave es precisamente lo que haces ahora, que es preguntarte sobre tí.
No hay cánones. Y si los hay, están para destruirlos.

Beso.

C.

Carolina Castro Zamorano dijo...

Anado: me gusta la idea de Aunque nadie nos lea.
Me gustaría colaborar.
Dime qué necesitas. ¿Algún texto de mi blog o textos especiales para ANNLEA?

Beso,

C.