domingo, 15 de diciembre de 2013

Buscando un regreso

 Mi cabeza vuela con vos.

Duende del sur - Chambao



Tras no pocos años en el exilio he decidido regresar, regresarme al que una vez fui con los míos. Lejos de esta tierra que me ha dado la ansiada seguridad económica a cambio de hurtarme algunos años de cariño y compañía de mis padres, a los que eché de menos a mi manera, llamándoles nada más que una vez a la semana por teléfono. Después de todo ahora estoy lejos, con Sestea también cumpliendo un año en la zona de Levante, he dado en la certeza de saber que aquí no hay mucho más allá que un puesto de trabajo, con lo mucho que ésto, hoy, supone.

Pero los años perdidos ya no volverán. Y no hay otra vida, es ésta. Solamente ésta. Hemos de luchar porque sea lo mejor que pueda. No hay misión más esencial. En toda vida hay etapas, las que describen nuestra leve biografía. Yo quiero cambiar, 
hacer  un cambio para continuar, disponer de otra vida dentro de la vida. 

2 comentarios:

unashorasdeluz dijo...

Cierto que el cariño de la familia y el amor de la pareja son más que un puesto de trabajo, o deberían serlo si todo fuera bien en el país. Hay que vivir esta vida con entusiasmo, ese que perdemos con el paso de los años y que nos apagan la chispa que un día tuvimos. Te deseo suerte en tu retorno a casa, seguro que has aprendido a querer desde la distancia, que no es el olvido.
Suerte y felicidad amigo.
Wanda

A N A D O U N I dijo...

Es difícil tomar decisiones tan trascendentes, sin tener la seguridad de acertar... pero me hago mayor y se hacen mayores. El dinero me hizo ser un poco como una prostituta, vendiendo mi tiempo al mejor postor. Pero la vida corre muy deprisa. Debo encontrar el modo...

Un beso Wanda. Muchas gracias.